NO RENUNCIAN MIS OJOS NI MI BOCA A SU PORCIÓN DE TIEMPO, PUES SABEN QUE PARA LA CEGUERA Y EL SILENCIO, TIENEN RESERVADA TODA LA ETERNIDAD

•diciembre 14, 2007 • Dejar un comentario
Anuncios